Categoría: Dolencias

septiembre 17, 2018
frío calor, fisioterapia Muñoz

¿Que me pongo; frío o calor?

Alguna vez nos lo hemos preguntado, vamos a intentar dar respuesta a esta incógnita.

El frío tiene unas características bien conocidas, disminución de temperatura, analgésica y anti-inflamatoria, disminución de riego sanguíneo ya que produce vasoconstricción, entre otros.

Por lo tanto, será útil ante un traumatismo agudo, golpe, “torcedura”, caída (para evitar el edema pos trauma, en caso grave acudir a Urgencias).

Se debe utilizar con precaución porque puede producir quemaduras leves o como ocurre a los alpinistas lesiones más importantes, por lo que se empleará en cortos periodos de tiempo (2-5 minutos) y varias veces al día(5-7 veces). En personas con problemas vasculares, edad avanzada, bebes o niños u otras enfermedades relacionadas con la vascularización hay que extremar las precauciones o consultar con un profesional sanitario.

Nunca utilizar de forma directa (aplicación de hielo sobre la piel, ya que la dañaría), se aconseja, entre otras, baños de agua fría con cubitos de hielo, los cold-packs envueltos en tela o papel. Emplear en las primeras 48 horas de producirse la lesión. Después se debe utilizar contraste (intercambio de frio-calor) durante varios días.

A nivel deportivo-profesional existen máquinas capaces de bajar la temperatura corporal, o bidones de hielo para después de los entrenamientos.

Por el contrario, el calor aumenta la vascularización, produce confort y relajación, por lo que está más indicado en molestias o dolores crónicos. Se puede utilizar de 10-25 minutos, y hay que saber que también produce quemaduras si no se vigila la temperatura, por lo que también habrá que extremar las precauciones y el tiempo de exposición al calor.

Se puede utilizar, los hot-packs, bolsa de semillas, bolsa de agua, almohadilla eléctrica, planchar una toalla o similar. Se aconseja poner cremas analgésicas después de su aplicación de forma circular en la zona de dolor muscular (siempre que no haya lesión en la piel). Está muy indicado en las molestias de espalda que no tengan origen traumático. En este caso, también hay que saber que el calor que aplicamos es superficial, si el origen del dolor es más profundo es posible que, aunque nos alivie temporalmente no desaparecerá, por lo que aconsejamos que si persiste acudir a un profesional sanitario.

Espero haberos ayudado, al menos a comprender esta tesitura y si tenéis alguna duda pedir consejo. Un saludo.

frío o calor, fisioterapia Muñoz

frío o calor, fisioterapia Muñoz

 

Publicado en Dolencias por Luis Muñoz
julio 9, 2018
dolor lumbar remedio en clinica muñoz

Continuando con el post anterior sobre dolor lumbar, sus diversas patologías y sus diferentes características, en este artículo hablaremos sobre el dolor facetario.

Empecemos por el principio: ¿qué es una faceta?

La articulación facetaria es aquella que “conecta” las vértebras por la parte posterior, es decir, la faceta inferior de la vértebra superior contacta con la faceta superior de la vértebra inferior, y así sucesivamente.

dolor lumbar solucion en clinica muñoz valencia

Estas facetas están en íntimo contacto (y deben de estarlo para que la columna sea estable) por ello en determinados movimientos pueden irritarse llegando a producir cambios degenerativos en la articulación. El síndrome facetario es la causa de dolor lumbar más común en adultos jóvenes, por ello es crucial una buena acción terapéutica en etapas iniciales para dirigir la patología hacia un resultado óptimo.

Las características del síndrome facetario son:

  • Síntomas predominantemente unilaterales.
  • Dolor al estar de pie o durante la marcha.
  • Dolor reproducible a la extensión de columna, rotación y lateroflexión.
  • Cambios en los tejidos blandos, generalmente una respuesta de aumento del tono muscular de un lado.
  • Puede producir dolor referido.

Continuaremos describiendo el dolor lumbar en el siguiente artículo.

Publicado en Dolencias por Luis Muñoz
abril 3, 2018
dolor lumbar remedio en clinica muñoz

El dolor lumbar es una entidad clínica con una prevalencia estimada del 75% en los países occidentales. Hay estudios que afirman que el 85% de la población experimentará dolor lumbar en algún momento de su vida. Se estima que un dolor lumbar agudo tarda unas 6 semanas en recuperarse completamente.

Cabe destacar que la incapacidad no guarda una relación directa con el grado de deterioro de la columna, pese a las creencias populares. De hecho está demostrado que la prevalencia del dolor lumbar en adultos no parece incrementarse con la edad.

Respecto a las causas de dolor lumbar, hay tres entidades clínicas que destacan frente a las demás. Estas entidades son: dolor discogénico, síndrome facetario y radiculopatía.

El dolor discogénico se produce por estimulación de las terminaciones nerviosas nociceptivas del disco (¡ojo! de un disco degenerado, un disco sano no tiene nocicepción pero de eso ya hablaremos en otro artículo).

Entre sus características suele ser frecuente que:

  • El dolor lumbar sea difuso [sin un área clara donde señalarlo].
  • Dolor relacionado con la fuerza de la gravedad, duele más al estar mucho tiempo de pie o sentado.
  • Aparición brusca, no hay tiempo de latencia.
  • Puede irradiarse a la nalga o al muslo pero no suele hacerlo más allá de la rodilla [en ese caso podría tratarse de una radiculopatía].
  • El paciente puede mostrar una actitud antálgica [por ejemplo inclinarse un poco hacia un lado para que no le duela tanto].
  • Suele estar relacionado con los “enganchones” lumbares agudos.

Continuaremos describiendo el dolor lumbar en el siguiente artículo.

Publicado en Dolencias por Luis Muñoz

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si pulsa "ACEPTAR" está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies