Frío o calor, como usarlo

septiembre 17, 2018
frío calor, fisioterapia Muñoz

¿Que me pongo; frío o calor?

Alguna vez nos lo hemos preguntado, vamos a intentar dar respuesta a esta incógnita.

El frío tiene unas características bien conocidas, disminución de temperatura, analgésica y anti-inflamatoria, disminución de riego sanguíneo ya que produce vasoconstricción, entre otros.

Por lo tanto, será útil ante un traumatismo agudo, golpe, “torcedura”, caída (para evitar el edema pos trauma, en caso grave acudir a Urgencias).

Se debe utilizar con precaución porque puede producir quemaduras leves o como ocurre a los alpinistas lesiones más importantes, por lo que se empleará en cortos periodos de tiempo (2-5 minutos) y varias veces al día(5-7 veces). En personas con problemas vasculares, edad avanzada, bebes o niños u otras enfermedades relacionadas con la vascularización hay que extremar las precauciones o consultar con un profesional sanitario.

Nunca utilizar de forma directa (aplicación de hielo sobre la piel, ya que la dañaría), se aconseja, entre otras, baños de agua fría con cubitos de hielo, los cold-packs envueltos en tela o papel. Emplear en las primeras 48 horas de producirse la lesión. Después se debe utilizar contraste (intercambio de frio-calor) durante varios días.

A nivel deportivo-profesional existen máquinas capaces de bajar la temperatura corporal, o bidones de hielo para después de los entrenamientos.

Por el contrario, el calor aumenta la vascularización, produce confort y relajación, por lo que está más indicado en molestias o dolores crónicos. Se puede utilizar de 10-25 minutos, y hay que saber que también produce quemaduras si no se vigila la temperatura, por lo que también habrá que extremar las precauciones y el tiempo de exposición al calor.

Se puede utilizar, los hot-packs, bolsa de semillas, bolsa de agua, almohadilla eléctrica, planchar una toalla o similar. Se aconseja poner cremas analgésicas después de su aplicación de forma circular en la zona de dolor muscular (siempre que no haya lesión en la piel). Está muy indicado en las molestias de espalda que no tengan origen traumático. En este caso, también hay que saber que el calor que aplicamos es superficial, si el origen del dolor es más profundo es posible que, aunque nos alivie temporalmente no desaparecerá, por lo que aconsejamos que si persiste acudir a un profesional sanitario.

Espero haberos ayudado, al menos a comprender esta tesitura y si tenéis alguna duda pedir consejo. Un saludo.

frío o calor, fisioterapia Muñoz

frío o calor, fisioterapia Muñoz

 

Publicado en Dolencias por Luis Muñoz

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si pulsa "ACEPTAR" está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies